Martes, 24 Abril 2018

* Gobiernos posteriores a Juárez

Al morir Juárez, ocupó la presidencia Sebastián Lerdo de Tejada. Al tratar de reelegirse en 1876, Porfirio Díaz dirige nuevamente un levantamiento en su contra, y al obtener la victoria ocupa el poder. Él sostenía en sus levantamientos el principio de la "No reelección", sin embargo habría de gobernar al país durante los siguientes 30 años, de manera directa o indirecta. A pesar de este largo periodo en el poder, trató de estabilizar al país, que durante todo ese siglo había vivido discordia y desorden.

* Orden y progreso

Primero, al tratar de mantener a la nación en paz y orden Díaz buscó aumentar la inversión de capitales extranjeros en esta. Y lo consiguió a través de la fuerza pública, que resguardaba al país de cualquier peligro, lo mismo que reprimía cualquier intento de rebelión o crítica a su gobierno. El trabajo creció, a la par que las inversiones de empresas mexicanas y extranjeras que empezaron a confiar en la estabilidad que México les brindaba. Hubo un gran auge y crecimiento en las comunicaciones; las vías férreas aumentaban de puerto a puerto y hacia la frontera con los Estados Unidos.

* Desigualdad Social

Sin embargo, este crecimiento solo era disfrutado por unos cuantos, poseedores del dinero, propiedades y negocios. El pueblo en general contaba con trabajo, sin embargo, quienes anteriormente eran dueños de sus tierras, los indígenas, tenían ahora que trabajar para el dueño de la tierra que había sido de ellos, con poca paga y malos tratos. El orden impuesto por Díaz para contrarrestar cualquier intento de revuelta fue contraproducente. Las huelgas obreras de Cananea (en 1906) y Río Blanco (en 1907), que se reprimieron en forma violenta; y muchos otros ejemplos de las respuestas del régimen autoritario de Díaz al descontento del pueblo, fueron encendiendo los ánimos.

* Educación y Cultura

A la par que se vivió un crecimiento económico, se vio un crecimiento en la educación y cultura, así como en otras formas de esparcimiento. Se hizo extensiva la educación a todos los sectores, por lo que se fue formando una clase media. La universidad se reorganizó y surgieron periódicos, revistas y libros completamente mexicanos. Se crearon museos, academias y asociaciones culturales y científicas. También teatros que presentaban en sus salas los mejores espectáculos de su tiempo; y llegó también el cinematógrafo, de reciente creación, para entretener a sus maravillados espectadores.

REGRESAR