Lunes, 18 Junio 2018

Cultura/Ciudad

  • Categoría: Cultura
  • Escrito por Anahí
  • Visto: 2225

TLAQUEPAQUE

Esta pequeña ciudad era llamada en el pasado Tlacapan: “hombres fabricantes de trastos de barro”, mientras que Tlacpac, raíz del nombre actual del municipio, significa: “Arriba en lo alto”, o “Encima de algo”. El llamado “Parián de Tlaquepaque” es hoy en día el sitio más representativo de la ciudad. El visitante puede encontrar restaurantes que ofrecen la mejor cocina tradicional de la región, además de una impresionante variedad de artesanías en sus establecimientos que son famosos en todo el mundo. En su quiosco central se presentan grupos de mariachi y diversos espectáculos muy mexicanos. Cuenta también con servicios de hotelería y transporte de primer nivel. Se puede llegar a través de carretera desde Guadalajara – ya que la población está muy cercana a la ciudad capital del estado; también colinda con otras ciudades importantes como son Tonalá hacia el norte y Zapopan hacia el sur. Todas las anteriores se comunican a través de sus carreteras. Se puede acceder también por vía aérea desde el aeropuerto de la ciudad de Guadalajara. Cuenta con 560,653 habitantes. Tiene un clima semiseco y semicálido con una temperatura media anual de 20.7º C.

Info. Estado    Regresar

Historia

Durante la época prehispánica la zona fue habitada por los Tonaltecas y Tecos. Al llegar los españoles, éstos últimos encontraron un muy pequeño pueblo formado por 500 habitantes que vivían en pequeñas casitas de zacate. Llega en 1530 Nuño de Guzmán y fue recibido en forma pacífica por una comitiva de nobles de la región, entre ellos la reina de Tonalá, Cihualpilli que posteriormente fue bautizada con el nombre de Juana Bautista. En 1548, recibe el poblado el nombre de San Pedro, y de esta forma se le conoce durante todo el período colonial y hasta el siglo XIX. El 26 de noviembre de 1810, Hidalgo pasó triunfante por esta ciudad en su camino a Guadalajara. Durante esa época el poblado de San Pedro era parte del entonces llamado Departamento de Guadalajara. A finales del siglo XIX este municipio comenzó a ser llamado San Pedro Tlaquepaque. Posteriormente, en 1917 se decreta que el municipio sea llamado únicamente Tlaquepaque de manera oficial, aunque sus habitantes continúan llamándolo San Pedro Tlaquepaque hasta nuestros días.

Festividades

Las fiestas de San Pedro Tlaquepaque, se llevan a cabo del 14 al 30 de Junio de cada año, con diversos eventos populares y religiosos, al que con los años se han unido las autoridades del estado, grupos culturales y agrupaciones de artesanos. Dentro de estos festejos, el 29 de Junio, se celebra a San Pedro Apóstol, patrón de la ciudad. También se lleva a cabo el llamado “Festival Cultural de Invierno” del 4 de noviembre al 19 de diciembre de cada año.

Artesanía

Siendo este un importante lugar para el comercio y exhibición de artesanías, es innumerable la cantidad de maravillas que se pueden encontrar. A continuación mencionamos las más destacadas: Este municipio cuenta con una de las más importantes producciones alfareras del país. Con una vastísima variedad en clases de cerámica se pueden adquirir diversos objetos como nacimientos, miniaturas, cazuelas, ollas, jarros, macetas, floreros y platos. En cuanto a textiles se realizan hilados en vestidos, de lana, de manta, popelina, gasas, dracones y bordados. El trabajo en vidrio de la región es famoso en todo el mundo en objetos diversos como son los prismas para candiles, objetos de vidrio soplado con diversas formas en vajillas, floreros, figuras de ornato, antropomorfas y zoomorfas, así como figuras de ornato realizadas en vidrio estirado. También se pueden encontrar trabajos en metal, como son los realizados en cobre, latón y hojalata; para la fabricación de figuras zoomorfas, lámparas, candeleros, figuras decorativas, marcos y maceteros. También se cuenta con figuras de animales en papel maché. Otros trabajos en menor escala son los realizados con tallado de madera, muebles coloniales, objetos de cuero, lapidaria, caolín, yeso y hierro forjado.

Gastronomía

Entre los platillos más famosos de la región se pueden encontrar el Pozole, menudo, birria, y demás antojitos mexicanos tradicionales. Entre las bebidas también tradicionales son el tequila y la cerveza.

 

SITIOS DE INTERÉSDESCRIPCIÓN
Museos Históricos Sin información disponible.
Museos de Arte Moderno Sin información disponible.
Museos Varios Museo Pantaleón
Este museo fue inaugurado en 1997; en él se muestran tesoros de la alfarería de Tlaquepaque, elaborados por los mejores artesanos de la región, ya que este lugar tiene una tradición alfarera desde la época prehispánica, teniendo un gran auge a la llegada de los españoles. El nombre de este museo se debe al alfarero y escultor llamado Pantaleón de la Trinidad Panduro Martínez, de quien se decía era un hombre lleno de cualidades extraordinarias: en tan solo 30 minutos y únicamente con sus dedos y unos pequeños estiques se madera, podía crear figuras y esculturas humanas, con un realismo increíble; por eso algunos artesanos del pueblo lo llamaban “El Brujo”. Este personaje es quien deja a la población la tradición escultórica del trabajo en barro. Gracias a la insistencia de los ciudadanos, se logró establecer un lugar donde se albergaran las piezas ganadoras del Premio Nacional de Cerámica. Actualmente, es un espacio con amplias salas de exposición, un patio, un auditorio y una biblioteca para promover y fortalecer la producción artesanal; además, cuenta con una galería donde se guardan verdaderos tesoros de arte popular, que expresan mitos y realidades de los alfareros tonaltecas y de otros puntos de México.
Museo Regional de Cerámica.
Este edificio fue casa del hacendado Francisco Velarde, quien fuera socio del presidente Santa Anna, y colaborador de los partidarios de los invasores franceses, siendo ejecutado por traidor en 1860. Esta es una finca de estilo neoclásico, construida en el siglo XVII; la cual abre sus puertas al público el 6 de diciembre de 1954, con una museografía diseñada por Isabel Marín de Pallen y Daniel F. Rubín de la Borbolla, con la única finalidad de rescatar, preservar y fomentar las artesanías de este lugar, principalmente la cerámica. Aquí se conserva y exhibe la cerámica más tradicional en nueve salas permanentes, donde se aprecian técnicas como el bruñido, barro bandera, lumbre y petatillo, por mencionar algunas. Hay figuras humanas y de animales, juguetería, línea fantástica, floreros, cazuelas, aguamaniles y cantimploras procedentes de Santa Cruz de las Huertas, Salatitán, Tatepozco, Tonalá y Tlaquepaque, miniaturas de diversos tipos de barro (canelo, betús, petatillo, bruñido, bandera y engretado), vidrio soplado, una cocina completa del siglo XIX, la colección del pintor y artesano tlaquepaquense Roberto Montenegro y piezas ganadoras del Premio Nacional de Cerámica. Cuenta con una sala temporal para exposiciones. Éste museo continuamente está organizando concursos y talleres artesanales.
Muralismo Sin información disponible.
Zonas Arqueológicas Sin información disponible.
Iglesias Parroquia de San Pedro.
Esta parroquia dedicada a San Pedro Apóstol fue realizada en estilo barroco y construida en el siglo XVII. En el interior de su portada, se encuentran relieves de argamasa donde se recuerda a los antiguos alfareros de la región, y en la parte superior se aprecia el escudo franciscano con adornos vegetales y columnas dóricas; también tiene un escudo en relieve, con una cruz de dos brazos rematado con una corona de espinas y motivos vegetales alrededor. Tiene una torre de dos cuerpos; el primero es de base cuadrangular con dos campanarios, mientras que el segundo, es de base octagonal. En el interior se encuentran tres naves, y cada una con sus retablos de estilo neoclásico hechos en cantera.
Santuario de la Soledad.
Santuario cuya construcción es iniciada en 1878 por la orden franciscana. Su fachada principal es de estilo barroco austero, su acceso tiene un arco de medio punto, columnas dóricas, una ventana coral rectangular rematada con relieves curvos y un reloj. Tiene dos torres octagonales de dos cuerpos. En su interior se encuentra un retablo de estilo neogótico que muestra un ciprés adornado con la estatua de la Virgen de la Soledad. Se encuentran 20 obras de arte con imágenes religiosas y la portada de la sacristía se encuentra labrada en cantera. Este santuario se encuentra en el centro de la Ciudad.
Plazas, Monumentos y Otros El Parián.
Éste fue construido en el siglo XIX. Es un edificio de planta rectangular, con un kiosco al centro, con portales formados por arcos sostenidos por columnas de estilo dórico. Dentro de los portales se encuentran bares y restaurantes donde se puede experimentar una convivencia familiar y de esparcimiento con un toque típico y folklórico, que es, sin duda, la alegría de Tlaquepaque. En este lugar se pueden saborear deliciosos platillos y bebidas típicas, mientras los mariachis amenizan el ambiente, además de poder adquirir bellísimas artesanías. El edificio fue remodelado en 1978 con 600m. de adoquinamiento en barro prensado. Centro cultural "El Refugio".
Este edificio data de la segunda mitad del siglo XIX. Se construyó originalmente para alojar un hospital que atendiera a personas de escasos recursos económicos, y fue nombrado Hospital de Nuestra Señora del Refugio siendo administrado por las hermanas Agustinas, quienes, a partir de entonces, incluyen la atención de enfermos mentales. A partir de 1935, y durante 42 años el hospital queda bajo la dirección del Dr. Álvaro Castellano; después es abandonado y queda en estado de ruinas durante 6 años. Posteriormente, el edificio es adquirido por la Administración Municipal, quien lo considera como emblemático por su valor arquitectónico y tradicional, haciéndolo parte del patrimonio municipal de Tlaquepaque. El antiguo hospital es remodelado y destinado para Casa de la Cultura, bajo el nombre de: Centro Cultural “El Refugio”. Se encuentra dividido en tres áreas: la capilla, que alberga el Museo Pantaleón Panduro, la escuela de artes plásticas y el área de Eventos y Exposiciones. Hoy en día, sigue siendo un bellísimo edificio que conserva intacta su peculiar arquitectura.
Jardín Hidalgo.
Se encuentra ubicado en el centro de la villa y fue construido en 1950. Es un jardín lleno de fresnos, con un kiosco al centro; elaborado con cantera y cubierto de azulejos, con un monumento a Hidalgo en un extremo, y en el otro una estela mencionando a los artesanos más distinguidos de Tlaquepaque. Cuenta también con hermosas fuentes de cantera. Es un lugar tranquilo y de esparcimiento con alegría en sus festividades dominicales, donde se puede percibir la amabilidad de la gente, sobre todo en el mes de diciembre con sus tradicionales pastorelas y el nacimiento de tamaño monumental.
Playas y Bellezas Naturales Sin información disponible.