Martes, 24 Abril 2018

Cultura/Ciudad

  • Categoría: Cultura
  • Escrito por Anahí
  • Visto: 2337

OLINALÁ

La palabra Olinalá deriva del náhuatl y quiere decir “cerca de los terremotos”, aunque también hay quien asevera que la definición correcta es “cerca del agua que se mueve”. Todavía en los años sesenta, esta población estaba casi totalmente aislada del resto del país, ya que el único medio de comunicación era un camino de tierra entre Chilpancingo y Olinalá que había que recorrer a caballo, lo cual tomaba tres jornadas de 8 horas cada una. En esa década (1960's) se inauguró una pista de aterrizaje, lo cual solucionó en parte el problema de acceso al lugar, aunque no del todo porque aun así el viaje podía ser largo y cansado, o bien, no poderse llevar a cabo si las condiciones del tiempo no eran buenas.
Olinalá se encuentra a 1,400 metros sobre el nivel del mar, al noroeste de Chilpancingo, Guerrero. Los climas predominantes son el cálido-subhúmedo y el subhúmedo-semicálido, con una temperatura media anual de 22º C, siendo enero el mes más frío cuando la temperatura es en promedio de 18º C. La temporada de lluvias se presenta entre junio y septiembre.
El municipio de Olinalá cuenta con aproximadamente 22,000 habitantes, de los cuales 33.72% son indígenas.

Info. Estado  Regresar

Historia

Antes de la llegada de los españoles, Olinalá perteneció a la región mixteca, una vez consumada la conquista, la evangelización de este territorio se inició en 1535 por los agustinos Jerónimo de San Esteban y Agustín de Coruña. En la época virreinal Olinalá fue parte del partido de Tlapa que a su vez pertenecía a la intendencia de Puebla.
Legalmente el municipio de Olinalá fue creado en el año de 1850 y perteneció al estado de Puebla hasta que se instituyó el de Guerrero. Actualmente este municipio está conformado por 69 localidades.

Festividades

- Los días 3 y 4 de Octubre se realizan fiestas en honor de San Francisco de Asís, santo patrón del pueblo. Durante ésta y la festividad del 15 de septiembre se practica la tradición de “los tigres”, es decir, la caracterización de algunos hombres como tigres.
- Los días 12 de Diciembre se realizan fiestas en honor de la Virgen de Guadalupe. También hay que destacar la ceremonia de lluvia que consiste en sacar las imágenes de San Miguel, San Gabriel, San Felipe y el Santo Entierro.

Artesanía

Sin duda el arte “maqueado” ha dado fama al pueblo de Olinalá que actualmente es uno de los pocos poblados donde todavía se producen “lacas mexicanas” y sin duda es el principal fabricante de “maqueados” en México. El listado de objetos artesanales elaborados con esta técnica puede ser bastante largo pues incluye diminutas máscaras zoomorfas, todo tipo de muebles, jícaras, cajitas, arcones y charolas, aunque la artesanía más famosa es la “Cajita de Olinalá” que se distingue por el aroma del árbol de Lináloe utilizado para su fabricación.
Las técnicas de decorado conocidas desde tiempos ancestrales son las de “rayado” o “recortado”, mientras que el decorado a pincel se llama “dorado”. Las herramientas utilizadas en dichas técnicas incluían bruñidores de origen prehispánico, colas de venado, pelo de gato, plumas de guajolote y espinas. Las pinturas y aceites necesarios para la artesanía los obtienen con aceite de chía, polvo de azarcón, tecoxtle y otros tintes minerales y naturales. Los decorados plasmados en las artesanías de Olinalá pueden ser conejos de largas colas, pájaros y grecas productos de la imaginación del artesano. Con el “dorado” se han representado paisajes, pueblos, flores y animales. Posiblemente la técnica del “maqueado” se conocía en la región desde antes de la llegada de los españoles, mientras que la del “dorado” fue introducida en el siglo XVII por los franciscanos.
La actividad artesanal de Olinalá fue defendida por los ilustrados del siglo XVIII que veían en ella una tarea útil para procurarse un medio de vida. La ocupación artesanal típica sobrevivió al turbulento siglo XIX, seguramente debido en gran parte a que dicho poblado permaneció aislado por razones geográficas a muchos de los acontecimientos nacionales.
Algunos personajes importantes que conocieron Olinalá y se convirtieron en defensores de su artesanía son: el muralista Gerardo Murillo –el Doctor Atl-, el maestro Gutierre Tibón y Carlos Espejel quien fuera subdirector del Museo Nacional de Artes e Industrias Populares.

Gastronomía

Los habitantes de Olinalá se distinguen por su hospitalidad para con los visitantes a quienes ofrecen alimentos a base de mole rojo, arroz y carne de cerdo, res o pollo. También es típica de la región la barbacoa de chivo horneada en pozo de tierra, así como el adobo de crema y pollo.
Las bebidas tradicionales son el “preparado de tlahuana” y el “mezcal quemado” elaborado con chocolate, canela y azúcar.

 

SITIOS DE INTERÉSDESCRIPCIÓN
Museos Históricos Sin información disponible.
Museos de Arte Moderno Sin información disponible.
Museos Varios Sin información disponibe.
Muralismo Sin información disponible.
Zonas Arqueológicas En la zona de Olinalá existen algunas evidencias arqueológicas como gradas que asemejan a una pirámide, una piedra labrada localizada en Temalacacingo, así como cimientos, montículos, figurillas y cerámicas localizados en Amatlicha, Tenatepe y Tepetitlán. También se han encontrado restos de cerámica procedentes de Xochimilco, Xixila y Tzoltecomantla.
Iglesias Templo de San Francisco de Asís.
La reconstrucción actual de esta iglesia data de los años 1950-1960 y se debe al sacerdote Justino Figueroa. En su interior luce lacas multicolores típicas del lugar en pilares, altares y arcadas.
Santuario de la Virgen de Guadalupe.
Llamado también cerro del Santuario – Onaltizin en cuya cúspide se encuentra un ex convento de religiosas, este sitio igualmente albergó a una escuela de artesanías. Cada 12 de diciembre se realizan fiestas en honor de la Virgen de Guadalupe.
Plazas, Monumentos y Otros Sin información disponible.
Playas y Bellezas Naturales La "Lluvia".
Es un lugar con una caída de agua en forma de goteo.