Martes, 21 Agosto 2018

Cultura/Ciudad

  • Categoría: Cultura
  • Escrito por Anahí
  • Visto: 2648

GUANAJUATO

La palabra Guanajuato, viene del Purépecha Quanaxhuato que significa “Lugar de muchos cerros”. Esta es una de las ciudades más hermosas del país y desde 1988 es considerada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Se distingue por sus hermosos edificios coloniales y sus calles tortuosas y empinadas, llenas de historia y leyendas. Las formas de acceso a la ciudad son muy variadas debido a la red carretera que la comunica con otras entidades, además de un aeropuerto internacional muy cercano en la ciudad de León. Cuenta con un agradable clima semicálido con una temperatura promedio que oscila entre los 18 y 22 ° C. Tiene una población de 154,364 habitantes.

Info. Estado   Regresar

Historia

Antiguamente la región estuvo habitada por grupos nómadas de chichimecas. Con la llegada de los españoles se descubren ricas vetas de oro y plata y a partir de allí se construye la ciudad que desde la época colonial constituye uno de las más importantes del país debido a su riqueza minera. A partir del siglo XVIII se empiezan a construir magníficos edificios civiles y religiosos. En 1786 se convierte en Intendencia (siendo una de las doce que componían a la antigua Nueva España), siendo en ese entonces la segunda ciudad más importante del país. Días después del inicio de la lucha por la Independencia de México, el 30 de Septiembre de 1810, llega Miguel Hidalgo con su ejército a la ciudad. Durante la guerra de Reforma Benito Juárez asume aquí la presidencia de la República y forma su gobierno en 1858. El mismo estado de Guanajuato fue escenario de diversos eventos históricos como la batalla que libraron en Celaya Álvaro Obregón y Francisco Villa, así como la guerra Cristera posterior a la Revolución.

Festividades

Durante todo el año se celebran fiestas y eventos populares, entre los más importantes se encuentran las de Semana Santa, la fiesta de nuestra Señora de Guanajuato, las celebraciones en la Presa de la Olla, la feria del alfeñique (con exhibición de figuras de azúcar), y el día de la Virgen de Guadalupe. Pasar la Navidad en Guanajuato es también una maravillosa experiencia. Pero sin duda la fiesta más importante de la ciudad es el Festival Internacional Cervantino, que se realiza durante el mes de Octubre, con la presentación de toda clase de eventos y espectáculos culturales y artísticos.

Artesanía

Se pueden adquirir piezas de todo el estado como son las realizadas en cerámica, cera, cantera y plata.

Gastronomía

Entre sus platillos destacan: las patitas de puerco, las enchiladas mineras, taquitos de silao, tamales guanajuatenses, Pacholas guanajuatenses, las Empanadas de carnitas, el Pan de Acámbaro, fiambre estilo San Miguel de Allende. Mientras que entre los postres podemos mencionar las charamuscas, fresas de Irapuato, cajeta de Celaya, tumbagones, gelatina de cajeta, charamuscas rellenas, jamoncillos, pepitorias, alegrías, cocadas. Y en cuanto a bebidas destacan el agua de betabel, la cebadina, el licor de fresa, el agua de mezquite.

 

SITIOS DE INTERÉSDESCRIPCIÓN
Museos Históricos Museo Regional de Historia "Alhondiga de Granaditas.
Inició su construcción en estilo neoclásico por órdenes del intendente Juan Antonio de Riaño y Barcena en l798 y fue terminada en 1809, ocupando un gran espacio para su edificación. Este edificio tiene dos fachadas y pequeñas ventanas en forma rectangular, enmarcadas en cantera. Primero fue utilizada para almacenar granos y tabaco; sin embargo, fue después cuartel militar y prisión. El 28 de septiembre de 1810 fue escenario del movimiento de Independencia; cuando un minero protegido con una loza, y conocido como el Pípila, prendió fuego a una de las puertas para que pudieran entrar los rebeldes y derrotar a los españoles, quienes ocupaban el inmueble como cuartel; y fue así como se propicio el triunfo de Hidalgo. Un año más tarde fueron colocadas allí las cabezas de los héroes Hidalgo, Allende, Aldama y Jiménez. En el año de 1949 se instalo en ese lugar el Museo de la Alhóndiga de Granaditas y en 1958 se declaro como museo regional. Cuenta con colecciones de sellos prehispánicos, cerámica, fotografías y artesanías. Lo más importante en éste son los murales del maestro José Chávez Mora. La Alhóndiga de Granaditas es una construcción de gran valor histórico y uno de los principales monumentos de la ciudad.
Casa de los Condes de Rul.
Es una casona de estilo neoclásico del siglo XVIII construida por el arquitecto Francisco Tresguerras. Tiene una fachada en cantera rosa de dos niveles. Su propietario fue el Coronel Diego de Rul, quien también era el dueño de la mina de Valenciana. Esta casa está catalogada como la obra más notable de la arquitectura doméstica civil de México.
Casa de los Marqueses de San Juan de Rayas.
Este edificio fue construido en el año de 1696 por el primer Marqués de Rayas, Don Vicente Sardaneta y Legaspi. Posteriormente, fue comprado por el gobierno para instalar el Museo del pueblo de Guanajuato. Este museo fue inaugurado en 1979 por el maestro José Chávez Morado. En la parte baja se encuentran cinco salas para exposiciones temporales, y en la parte alta tiene seis salas donde se aprecian colecciones de arte pictórico y objetos artísticos de los siglos XVIII y XIX, donados por José Chávez Morado y Olga Costa. Cuenta con una capilla de estilo churriguera, la cual hoy en día se utiliza como auditorio del museo. Se encuentra decorado con murales al fresco. Uno de ellos se encuentra al fondo, titulado “El estípite fracturado”, que simboliza la ruptura del orden virreinal por el impacto del movimiento insurgente.
Ex Hacienda de San Gabriel.
Es una hacienda del siglo XVIII que originalmente fue conocida como Ex hacienda de Barrera Grande, ya que fue fundada por el capitán Gabriel de la Barrera. Cuenta con 22 mil metros cuadrados de extensión, convirtiéndose en museo en el año de 1979. El interior de la Hacienda está dividido en tres partes: la primera, destinada a casa habitación, oficinas y áreas de recreo (actualmente parte del Museo); la segunda parte, para los servicios religiosos y donde se encuentra la pequeña capilla que cuenta con un retablo del Siglo XV Español; y en la tercera y última parte, se encontraban galeras, un almacén, acueductos, estanques y caballerizas. En el museo se exhiben pinturas, muebles, tapices del siglo XVIII y 17 jardines cultivados en distintos estilos. Fue sin duda la más importante de las Haciendas del estado, y hoy en día es la más hermosa, como puede comprobarse al visitarla.
Museos de Arte Moderno Casa Museo Diego Rivera.
Es una construcción del siglo XIX con corte neoclásico. En esta casa nació y vivió el famoso muralista Diego Rivera. Se encuentra ubicada en la calle Pocitos, (en el Centro Histórico). En el año de 1975 es acondicionada como museo. En ella se muestra principalmente la colección del Ing. Marte R. Gómez, con 100 obras originales del maestro Diego Rivera. En este museo se pueden apreciar retratos, entre otros los de Frida Kahlo y de Dolores Olmedo, paisajes, el cuadro "La bañista de Tehuantepec". alegorías, bodegones, bocetos de murales, como el que utilizó para el mural "Historia del Teatro", que realizó en el Teatro de los Insurgentes de la Ciudad de México y otros realizados en diversas técnicas, como óleo y litografía. Contiene también acuarelas y tintas que Diego Rivera realizó durante la erupción del Volcán Paricutín, Contiene la obra "Postguerra", que le da título a esta sala y las tintas contenidas en los libros de las Convenciones Agrarias. Muestra una ampliación fotográfica del mural "Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central", que se encuentra en el Museo-Mural Diego Rivera, en la ciudad de México. Contiene además fotografías de Diego y Frida, y la reproducción del texto "Retrato de Diego", escrito por Frida Kahlo. En el tercer nivel, en las salas 1 y 2 se exhiben exposiciones de destacados artistas mexicanos y extranjeros. Esta colección es considerada como una de las más importantes del país.
Museo Olga Costa - José Chávez Morado.
El Museo de Arte, Olga Costa-José Chávez Morado, que se encuentra ubicado en la Torre de la noria de la hacienda de Guadalupe, es un edificio construido en el siglo XVII, al fondo de una cañada. En 1966 la pareja de pintores Olga Costa y José Chávez Morado, compran esta finca y la convierten en lo que fue su hogar y estudio hasta 1990. Ese mismo año convierten la Torre en un museo que lleva el nombre de ambos. El museo junto con sus colecciones fue donado al Gobierno del estado e inaugurado el 2 de abril de 1993. El monto acumulado por los artistas es de 500 piezas aproximadamente. Está integrado por una interesante colección de muebles y objetos varios; además, cuenta con obras de artistas contemporáneos mexicanos. Su distribución es la siguiente: Planta baja.- Jardín: Fue el espacio elegido por los artistas para ser su última morada.Sala-comedor: Muestra una colección de objetos colocados tal y como los artistas solían tenerlos cuando ellos habitaban esta casa. Aquí se pueden observar muebles y cerámica antigua de México y Europa; además bordados, tapices, figuras talladas en madera y estofados, así como mascaras de origen popular Mexicano. También una pequeña colección de piezas de arte prehispánico y de diferentes culturas. Entre las cuales destaca la “Divina Infantita “figura del siglo XIX, elaborada en madera policromada y recubierta con filigrana de cordoncillos de plata. Planta alta: En ésta se localiza el estudio de la pintora Olga Costa y habitaciones para exposiciones temporales de artistas jóvenes mexicanos. La colección Mano con Mano se presenta en las temporadas de primavera, verano e invierno y consta de 40 oleos, grabados y dibujos de Olga Costa y José Chávez Morado. De éste último destacan las obras: México Negro, Autorretrato con Nana, Toldos, Carreta de Locos y Nocturno en el Atrio, entre otras.
Museos Varios Sin información disponible.
Muralismo Sin información disponible.
Zonas Arqueológicas Sin información disponible.
Iglesias Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato.
Su construcción empezó en el año de 1771, en el sitio de una antigua iglesia en donde era venerado San Ignacio, y concluyo aproximadamente en l796, siendo cubiertos todos los gastos por los mineros de ese lugar. Es un edificio de estilo neoclásico con dos campanarios, en su interior una cruz latina y arcos decorados con rosetones. Cuenta con tres puertas de acceso, la fachada de cada puerta muestra cantera rosa del barroco manierista, sobresaliendo de la fachada principal una torre campanario de tres cuerpos; además del cubo del reloj se observa otra torre de menores proporciones y de hermoso estilo del siglo XVIII. Al un lado el bautisterio y unido a el, una capilla con dos ligeras torres con el mismo estilo del resto del templo. Uno de los laterales está dedicado a San Nicolás Tolentino, Patrono de los mineros y el otro a San Ignacio de Loyola, Patrono de la ciudad.
El edificio se elevo a la categoría de Basílica hasta el año de l957. La imagen de la virgen de Guanajuato fue llevada a esta parroquia en el último año de su construcción, donde permanece hasta la fecha. Antes, su templo era el de los hospitales que servía de parroquia.
Dice la tradición que la Virgen de Guanajuato fue donada por Carlos I o Felipe II. Es una escultura hecha en una magnifica madera. Lo que llama la atención es la dulce belleza en los rostros de la Virgen y el niño. Le sirve de base una rica peana de plata repujada de estilo barroco. Su fiesta se celebra el 8 de agosto.
Iglesia de La Valenciana.
Es un templo que se construyó por la necesidad de los trabajadores del estado; ya que siendo la minería su principal fuente de empleo, estos decidieron edificar una construcción tan rica y hermosa como la mina de la Valenciana.
Se iniciaron los trabajos de construcción en el año de 1775, gracias a las aportaciones de los más ricos hacendados del estado y con las limosnas de los fieles. El templo fue dedicado a San Cayetano confesor. Es de estilo churrigueresco, construido en cantera rosa, con una hermosa cúpula, un atrio irregular y bardas coronadas por alamedas. Su interior está decorado con un piso original de madera; además de poderse observar tres retablos churriguerescos y muebles originales de gran valor y belleza, en maderas muy finas; cabe mencionar también su pila bautismal, que es una pieza del siglo XIX, en madera dorada. Por todo esto la Iglesia de la Valenciana es considerada como una de las más ornamentadas en el país. Anexo al templo se construyó un convento destinado a los teatinos, pero nunca se llegó a ocupar; se le han dado otros usos, y actualmente alberga a la Escuela de Filosofía y letras de la Universidad.
Iglesia de San Diego.
Es una construcción del siglo XVII, con una fachada finamente tallada en cantera rosa de estilo churrigueresco. El templo inició su construcción en el año de 1663, por los franciscanos descalzos de San Diego. Este edificio ha tenido varias reconstrucciones por las inundaciones que ha sufrido la ciudad de Guanajuato; debido a ellas, ha perdido sus viejos retablos que se sustituyeron por frías manifestaciones neoclásicas. La iglesia cuenta con una colección de pinturas mexicanas del siglo XVIII. Tiene una capilla en su interior, donde se venera la imagen del cristo de Burgos, donada por el Rey Carlos III.
Iglesia de San Francisco.
Fue hogar de los Franciscanos en Guanajuato desde 1828. Fue un templo edificado en el siglo XVIII en estilo barroco. Su entrada es por medio de unas escalinatas que se encuentran en los laterales; su fachada es de cantera labrada con adornos de vegetales, y a los lados se observan columnas iguales y entre ellas dos nichos que contienen las imágenes en forma escultural de San Pablo y San Pedro. Sobre la ventana del coro hay varias columnas que rodean la imagen de San Francisco. Tiene un reloj circular enmarcado con cantera verde, custodiado por dos torres que hospedan a campanarios de doble nivel con arcos de medio punto. Adentro se pueden apreciar las imágenes de la Virgen del Pueblito y de San Francisco de Asís, que son venerados en el altar mayor. Como es costumbre, los templos Novohispanos siempre contaron con bellos retablos que embellecieron el recinto y fueron cambiados posteriormente por altares de estilo neoclásico. Es un conjunto arquitectónico con bóveda de arista, arcos de medio punto y una cúpula de gajos; características que hacen que valga la pena visitar el interior de este hermoso lugar religioso.
Templo de la Compañía de Jesús.
Fue un proyecto del fraile Betlehemita José de la Cruz para la fundación de un hospicio de los padres de la Compañía de Jesús, siendo los propios guanajuatenses quienes aportaron los fondos económicos para su edificación.
Se construye también un templo de estilo churrigueresco, participando un sinnúmero de mineros que tuvieron que trabajar día y noche hasta terminar la obra. En este templo se alternaron nichos para imágenes de santos jesuitas y se alberga una colección de pinturas del siglo XVIII, como las de Miguel Cabrera.
Para el acceso al templo se tenían 5 puertas, dos laterales y tres al frente, también con la fachada churrigueresca. La cúpula original se derrumbó en 1808, y para repararla, se tuvieron que levantar muros; lo cual ocasionó otros daños y se optó por reconstruir todo el inmueble. Los retablos barrocos fueron sustituidos por altares neoclásicos. Actualmente, en la antigua sacristía del templo se encuentra una sala museográfica en donde se exhibe una importante colección de pinturas de los siglos XVII, XVIII, y XIX, recientemente restauradas. Es también utilizado como foro para conciertos dentro del Festival Internacional Cervantino.
Templo de los Hospitales.
Frente a un costado de la Universidad se construye en 1560 un hospital para los indios tarascos, y junto a este una capilla anexa, que se convirtió en la primera parroquia de la ciudad, y desde entonces se le conoce como Templo de los Hospitales. Aquí se venera primeramente a la virgen del Rosario, y posteriormente se traslada desde Europa la imagen de María Inmaculada, la cual actualmente es venerada. Al ser insuficiente el Templo de los Hospitales, los mineros aportan las cantidades necesarias para construir un nuevo templo parroquial, e inician la construcción de la Basílica actual a partir de 1671.
Plazas, Monumentos y Otros Callejón del Beso.
La leyenda cuenta la historia de dos jóvenes enamorados, Don Carlos y Doña Ana, quienes no podían consumar su amor, y a escondidas se veían desde los balcones de sus respectivas casas; hasta que un día el padre de doña Ana los sorprendió y mató a su propia hija. Desde entonces se dice que la pareja que visite este sitio y se dé un beso en el tercer escalón tendrá felicidad por siete años.
Este callejón se destaca también por ser muy estrecho, ya que mide tan solo 68 centímetros de ancho, y los balcones de las dos fincas prácticamente se tocan. Esta situado en las faldas del Cerro del Gallo; en un barrio cuya construcción data del siglo XVIII.
Calle Subterránea del Padre Belaunzaran.
Se le llama así en memoria del sacerdote Francisco José María de Jesús Belaunzarán y Ureña. Este sacerdote era el guardián del convento de San Pedro de Alcántara, y en el año de 1810 abogó por la población de Guanajuato con Félix María Calleja para que no degollara a los que apoyaban a las tropas insurgentes. Esta calle comprende el callejón del Chan, y se encuentra ubicado junto a la entrada del túnel Ponciano Aguilar, y también recibe el nombre de calle sin puertas. La calle se ilumina con faroles coloniales, con una esencia romántica. Otra de sus características, son sus muros altos, unidos por cuatro arcos adornados por ventanas de barrotes de hierro con macetas llenas de flores y enredaderas.
Cementerio Municipal (Momias).
En un principio, el templo de San Sebastián servía como cementerio para la ciudad de Guanajuato; y debido a la extensión de la población, el Gobierno construye un nuevo cementerio en la falda del cerro denominado trozado. En aquellos años, antes de que fuera modificada la Ley de 1958, si la tumba no había sido pagada, el cuerpo era retirado para dejar el lugar a otra persona. Fue entonces cuando se dieron cuenta que la tierra tenia minerales que favorecían la conservación de los cadáveres, momificándolos naturalmente. Hoy en día, en el Museo de las Momias, los cuerpos rescatados de aquel antiguo cementerio se exhiben en urnas de cristal. La primer momia fue el doctor Remigio Leroy; Francés, inhumado el 19 de junio de 1865. Las momias extraídas desde el 23 de junio de 1894, eran 77 y de ésta fecha se conservan 17 varones, 29 mujeres y 6 niños, total 52. La momificación se considera hecha después de cinco años, pero no todos los cadáveres se momifican, aun cuando estén inhumados en gavetas contiguas. Los sepultureros dicen que los cadáveres cubiertos de carbón y cal son los que se momifican y los que se hallan en cajas de zinc se conservan poco más de diez años. Actualmente se tienen un total de 199 momias: 79 mujeres, 21 hombres y 19 niños. Las dos últimas fueron extraídas el 8 de julio de 1983.
Cerro del Cubilete - Cristo de la montaña.
Este cerro es considerado como el centro geográfico del país, mide 2,500 m. de alto, y en su parte más alta se encuentra un monumento a Cristo Rey que mide 20 metros de altura y pesa 80 toneladas. Este descansa sobre una moderna basílica en forma de globo terráqueo. Su interior, está decorado con una enorme corona de espinas en bronce. Este cristo representa la unidad del pueblo de México en la fe Católica. Este monumento a Cristo Rey, se empezó a construir el 10 de diciembre de 1945 y se terminó el 17 de agosto de 1949, y muestra un escenario majestuoso con sus laderas y la vista de una de las ciudades más hermosas del país: Guanajuato.
Jardín Unión.
El nombre de este céntrico lugar se debe al triunfo del ejército liberal obtenido en 1861. Éste fue construido durante la época Porfirista. Cuenta con un kiosco, donde se instala la banda del estado los días jueves y domingos a interpretar diferentes melodías, para beneplácito de toda la gente que visita ese lugar. Es un hermoso y pequeño parque, de forma triangular, donde se disfruta de un ambiente muy agradable. Es lugar favorito de los residentes y sitio admirado por los visitantes; en éste se encuentran bancas para descansar y desde éste se puede observar el monumento del Pípila, que esta ubicado sobre el cerro de San Miguel. Cabe hacer mención que fue en 1883 cuando se encendieron sus faroles por primera vez, con energía eléctrica. El Jardín Unión, haciendo honor a su nombre, reúne día con día a gente de todas las edades, y también a innumerables visitantes. Es importante resaltar que cuenta con hoteles en los alrededores, así como un Palacio Colonial que cuenta con una importante colección de cuadros y murales del Guanajuatense Manuel Leal; en donde se reflejan las tradiciones y leyendas de la ciudad. No podemos también dejar de mencionar los típicos cafés y restaurantes de la zona, así como la oportunidad de deleitarse con la música alegre de las Estudiantinas.
Mina "La Valenciana".
La mina “La Valenciana”, fue la más rica de la ciudad de Guanajuato, explotada desde la segunda mitad del siglo XVI, y a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Ésta ya producía dos terceras partes de toda la plata de Guanajuato que se exportaba a España y Asia. La plata de la mina “La Valenciana” ayudó a conservar el Imperio Español y sus colonias. En 1760 fue trabajada por don Antonio de Obregón y Alcocer, quien, por no contar con suficientes recursos económicos, se vio en la necesidad de asociarse con otras personas y estas llegaron a ser tan ricos como él. La veta madre fue descubierta en 1769; y a partir de esa fecha se produjeron grandes bonanzas que la hicieron famosa en todo el mundo. Eso mismo ocasiono que se desarrollaran en los contornos de la mina poblados, cuyos habitantes dependían de la mina, hasta que llegaron a ser más de 20 mil pobladores en la etapa colonial. Actualmente sigue funcionando, y tiene un área abierta al público, para que se pueda observar la explotación minera. En este lugar se pueden comprar a bajos costos diferentes minerales y cuarzos, mismos que son extraídos de la misma. Como es bien sabido, la ciudad Guanajuato surge de la minería, siendo esta una de sus minas más importantes y ricas, que además, sigue activa.
Mina "Real del Marfil".
En 1554 se instalan cuatro campamentos, siendo uno de ellos el Real de Minas de Santiago Marfil; los otros fueron el de Santa Ana, el de Tepetapa y el de Santa Fe; todos ellos barrios o poblados que actualmente están ubicados en torno a la ciudad de Guanajuato. Marfil, se localiza a orillas del río de Guanajuato, donde se establecieron las haciendas para tratamiento del mineral, a principios de siglo con alrededor de 10 mil habitantes. Marfil fue un antiguo pueblo minero fundado en 1556 (seis años después de haber encontrado la veta minera de San Bernabé), y se encuentra aproximadamente a 6 Km. de la ciudad de Guanajuato. En 1557, Don Pedro Marfil registra los campamentos como minas importantes en Guanajuato, asentando allí mismo su hacienda minera y siendo actualmente, el pueblo Real del Marfil, colindante de Guanajuato.
Mineral de Rayas.
Mineral de Rayas, es una mina de las más antiguas del estado de Guanajuato. Se localiza en la carretera Panorámica, y parece una fortaleza por el grosor de sus muros. En 1558, es cuando se empiezan a trabajar los primeros tiros de la mina. Su nombre se debe a que la descubriera el arriero Juan Rayas. El tipo de construcción es de estilo medieval, con monumentales farallones, muros y contrafuertes de piedra; y por si fuera poco es una de las minas de donde se sigue obteniendo oro y plata. Ese mismo año es cuando se descubre la Veta madre de Guanajuato. Esta veta se localiza a lo largo de los cerros que limitan la cañada Guanajuatense por el norte y el nororiente, dejando una constelación de minas, tiros y bocaminas, que constantemente persiguen el quebrado trayecto de la veta.
Fue un centro minero muy importante desde finales del siglo XVI. Hoy en día sigue conservando la atractiva fisonomía de un antiguo pueblo minero, con su explanada que ofrece una preciosa vista de la ciudad. En esta mina se siguen observando los métodos y sistemas de extracción mineral.
Monumento al Pípila.
El famoso monumento al Pípila, esta ubicado a 4 Km. de la ciudad, en uno de los cerros que rodean Guanajuato. Fue edificado en 1939, por Augusto Gutiérrez O. De acuerdo a la maqueta del escultor Juan F. Olaguibel. Es una estatua de cantera rosa; representando al joven minero Juan José Martínez, apodado “El Pípila” (sinónimo de Pecoso), en posición de avanzar, sosteniendo en la mano derecha una antorcha. Es un monumento que nos recuerda la hazaña heroica del 28 de septiembre de 1810, día de la derrota de los españoles. La estatua esta ubicada en una plaza con piso de adoquín. A la vez funciona como mirador de 360 grados, desde el cual se puede observar una esplendida vista panorámica de la ciudad de Guanajuato. Desde aquí se pueden ver perfectamente las construcciones sobresalientes de la ciudad, como: La Alhóndiga de Granaditas, el mercado Hidalgo, la Universidad de Guanajuato y el Teatro Juárez, entre otras. En la parte de atrás del monumento se encuentra un acceso que conduce a una escalera; al subir, se pueden ver columnas adosadas, en las cuales descansa un entablamento decorado con triglifos, envuelto en guirnaldas y flanqueado por pilastrillas, observamos el escudo de Santa Fe de Guanajuato.
Plaza de la Paz.
Es una de las plazas más antiguas de la ciudad de Guanajuato. Data de la época colonial, y cuenta con portales, arcos, un templo principal, una Basílica, la Presidencia Municipal, y casas reales de la alta aristocracia de aquellos años como los marqueses de San Clemente, los condes de Valenciana, los Condes de la Casa Rul, los Condes de Pérez Gálvez, la familia Alemán, etc.
Esta plaza se llama así por el monumento a la paz que se encuentra en el centro; siendo obra del escultor Jesús Contreras e inaugurada en el año de 1903 por el presidente Porfirio Díaz.
Ésta además ha sido escenario de grandes acontecimientos como los motines de mineros en 1766, o la infructuosa lucha de José Antonio Riaño contra los Insurgentes en 1810. También Don Benito Juárez la ocupa en 1858 cuando declara a la ciudad de Guanajuato “Capital de la República”.
Plaza de San José.
Años atrás fue el cementerio del templo de San Roque. Posteriormente se construyó una plazuela con un espacio en forma de abanico, a la mitad del cual se levantó una cruz atrial custodiada por seis farolas, a imitación de la cruz que se encuentra en la ciudad de Córdoba España, está última elaborada en cantera.
Presa de la Olla.
La presa de la olla es una reserva de agua para los guanajuatenses, ya que se sufría constantemente de la falta de este vital líquido. Se llama así porque se construyó en el rancho denominado de la Olla, que se encontraba en las afueras de la villa.
Teatro Juárez.
Se encuentra ubicado en el centro de la ciudad. Inicialmente, comenzó la obra el Ing. José Noriega, y la terminan los arquitectos Antonio Rivas y Alberto Malo, quienes le dieron un toque majestuoso. Fue inaugurado en el año de 1903 por el presidente de la República Porfirio Díaz.
El acceso a este teatro es por medio de una escalinata que tiene pequeñas columnas con esculturas de leones en bronce y faroles de hierro. La fachada es de estilo neoclásico con ocho esculturas de bronce de las musas griegas que simbolizan a las bellas artes. El interior del teatro es de estilo morisco y cuenta con cinco niveles. En la planta baja hay un vestíbulo conformado por columnas decoradas con guirnaldas, del lado izquierdo hay un bar-mostrador y taquilla con su mobiliario tallado en madera. El vestíbulo conduce a una sala conocida como fumador, cuyos muros están decorados con hojas de canto en relieve; en ésta área encontramos las esculturas de Dante, Camoëns, Mozart y Gretoy, entre otras. La cubierta de este recinto es de acero con artesones, su iluminación es a base de candiles metálicos en forma de lira, y el telón es una pintura panorámica de la ciudad oriental de Constantinopla. Este teatro es el principal escenario del Festival Internacional Cervantino, y también en éste se realizan diferentes actividades artísticas como obras de teatro, ballet, conciertos musicales, exposiciones de pintura y fotografía. También es el punto de partida para las famosas callejoneadas.
Universidad de Guanajuato.
La Universidad de Guanajuato es una imponente construcción neoclásica en cantera verde, extraída de sus minas. Ésta se localiza en el Hospicio de la Santísima Trinidad. Este hospicio primero funcionó como colegio de la Purísima Concepción, después se puso en manos de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri. Posteriormente, en el año de 1827 el edificio pasa a manos del gobierno del Estado, quien lo convierte en escuela oficial y lo nombra Colegio del Estado y 75 años más tarde con la cooperación de 14 mineros ricos de la ciudad, se logra instalar el primer establecimiento educativo en Guanajuato con su Universidad. La última etapa de su construcción fue a principios de los años cincuenta, a iniciativa del Gobernador de Guanajuato, José Aguilar y Maya; con un diseño del arquitecto Vicente Urquiga. En su interior se albergan varios recintos antiguos como el Colegio Primitivo; la capilla de los indios mexicas; el Museo Alfredo Dugés y la fachada de la antigua parroquia de Marfil, la cual fue salvada de las inundaciones y transportada en 1947 al interior de la escuela de Relaciones Industriales, donde actualmente luce su ornamentación barroca. Esta construcción se identifica por sus espectaculares escalinatas y el Salón de Consejo Universitario.
Playas y Bellezas Naturales Sin información disponible.