Miércoles, 12 Diciembre 2018

Cultura/Ciudad

  • Categoría: Cultura
  • Escrito por Anahí
  • Visto: 3040

TEOTIHUACAN

Teotihuacan, significa "Ciudad donde nacen los dioses". De acuerdo con la mitología Náhuatl, es el lugar donde fueron creados el sol y la luna. Este es el centro ceremonial y arquitectónico prehispánico más importante de Latinoamérica. Se distingue por su imponente arquitectura y pintura mural que ha sorprendido a visitantes en todas las épocas, desde los Aztecas a su llegada a esta ciudad, hasta los visitantes procedentes de otros países, todos coinciden en la importancia de este sitio. Se encuentra 50 kms. al noreste de la ciudad de México, y su acceso se realiza a través de carretera. El pueblo de San Juan Teotihuacan, junto a la zona arqueológica, cuenta con una población de 47,001 habitantes. El clima predominante en la región es templado semiseco, con lluvias en verano. Tiene una temperatura media anual aproximada de 15.4 ° C.

Info. Estado   Regresar

Historia

Teotihuacan fue contemporánea de las principales ciudades mesoamericanas como Cholula y Monte Albán, durante el período clásico. Su desarrollo inicia aproximadamente en el año 500 a.C. Con su impresionante desarrollo urbano. Es aquí donde se pueden ver no solo una arquitectura y nivel artísticos avanzados. Sus adelantos en cuanto a ciencia y tecnología se ven plasmados en la orientación y disposición de cada uno de los edificios que reflejaban su visión del mundo y del universo. Posteriormente y por razones desconocidas esta, al igual que las otras ciudades del período clásico, fue abandonada. Al llegar los Mexicas a las tierras del altiplano central admiraron la imponente ciudad que pensaron había sido construida por dioses. Con la conquista también los españoles la admiraron y decidieron conservarla. Fundaron la ciudad de San Juan Teotihuacan junto a esta. Esta población se dedicó durante la época colonial y el siglo XIX a la actividad agrícola. Pero fue a principios del siglo XX que comenzó a tener un gran auge para visitantes e investigadores la antigua ciudad, que no había sido explorada del todo. Se empezaron a restaurar y a explorar los edificios, así como a ser visitados por investigadores y artistas de todo el mundo. Pero hasta 1962, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, comenzó importantes trabajos en la zona a instancias del gobierno federal, inaugurándose la zona cultural en 1964.

Festividades

En el municipio se celebran fiestas como la de San Juan Bautista el 24 de junio y la del Cristo Redentor, el tercer domingo de julio. Otra celebración es la feria regional de la Obsidiana, donde se exhiben y muestran objetos de la zona elaborados con este material.

Artesanía

Destacan en la zona la elaboración de objetos y figuras de barro, jade y obsidiana, que siguen el estilo de los trabajos elaborados en la época prehispánica. También se pueden adquirir prendas de lana tejidas por los habitantes del lugar.

Gastronomía

Entre los platillos destacados de la zona se pueden mencionar: la Barbacoa de horno hecha con carne de borrego, los Tamales de charal, el Chorizo verde, el Conejo en mixiote, la Sopa de hongos, Sopa de Médula, Quesadillas, Carnitas, Longaniza, Arroz verde con plátanos fritos, Caldo de indianilla, Chalupas mexicanas, Chilaxtle (Guiso con carne de cerdo, salsa y nopales), Salsa al papaloquelite, Nopalitos en chipotle, Pambazos, Huitlacoche con crema. Entre los postres podemos mencionar: los dulces de calabaza, Pepita, Alfeñique, Jalea, Limones rellenos de coco, Cabellos de ángel, Merengues, Pan de pulque. Y entre las bebidas se encuentran el Pulque, el Mosco, el Chumiate, el Nanche, el Chiloctli.

 

SITIOS DE INTERÉSDESCRIPCIÓN
Museos Históricos Sin información disponible.
Museos de Arte Moderno Sin información disponible.
Museos Varios Sin información disponibe.
Muralismo Sin información disponibe.
Zonas Arqueológicas Pirámides del Sol y la Luna.
Pirámide del Sol.
Es la pirámide más antigua y grande de Teotihuacan, fue construida en el siglo I de nuestra era sobre una cueva sagrada, con más de 105 m. de largo y que termina en la forma de una flor de 4 pétalos. Está orientada hacia el poniente. Tiene 65m. de altura y su centro es de adobe recubierto de estuco y pintura. Actualmente cuenta con cinco cuerpos escalonados, de los cuales el superior es una plataforma adosada, donde quizás se construyó un templo decorado con grandes serpientes emplumadas, jaguares, etc. Motivos simbólicos al Templo de Quetzalcoatl.
Pirámide de la luna.
Esta pirámide es más pequeña que la del sol, pero se encuentra a la misma altura; ya que está edificada en un terreno más alto. Se encuentra situada muy cerca de la pirámide del sol. Mide 44 metros de altura y tiene 18 mil metros cuadrados de base. En esta pirámide apenas se están haciendo excavaciones y trabajos de investigación, por lo que aún se desconoce si existen túneles o cámaras. Estas dos pirámides, la del sol y de la luna son mundialmente reconocidas.
Iglesias Ex Convento Agustín de Acolman.
Este es un sitio de gran belleza para los amantes del arte y de la historia, donde se encuentra plasmada la majestuosidad de la Época colonial y de su estilo plateresco. La construcción de este convento se inició en el año de 1524, con la construcción de un pequeño templo, por el fraile franciscano Andrés de Olmos, y es posteriormente ampliado por los agustinos que tenían como misión evangelizar a los indígenas de esta región. La iglesia se compone por una nave grande, tres capillas, un bautisterio, antesacristía, sacristía y una pieza de servicio domestico. El monasterio se encuentra formado por el claustro grande, la capilla doméstica, el claustro chico, sala de profundis, despensa, refectorio, cocina, portería, el portal de los peregrinos, trece celdas, y otros espacios donde en la actualidad se ha formado un museo de pintura que además exhibe objetos arqueológicos y etnográficos. Respecto a las pinturas que se encuentran en las paredes, se pueden admirar obras pictóricas de 3 x 2.5 m. cada una; pintadas en ocre y negro, que representan a frailes, obispos, papas y santos de la orden Agustina. Sus altares están adornados con cuadros que datan de mediados del siglo XVI; donde se representa la vida de la madre de Dios, como La Anunciación, el Nacimiento de Jesús, la Adoración de los Reyes y Pentecostés.
Se encuentra también una joya arquitectónica que ha sobrevivido al tiempo: es una cruz que mide 2.20 mts. de alto y 1.20 mts. de largo, con brazos de sección circular tallados en cantera de la región. Esta cruz la utilizaron para representar la pasión de Cristo y enseñarla a los indígenas. El 6 de abril de 1933 fue declarado monumento nacional, y es una de las zonas del Estado de México más visitadas por turistas nacionales y extranjeros.
Plazas, Monumentos y Otros Sin información disponible.
Playas y Bellezas Naturales Sin información disponible.