Martes, 12 Diciembre 2017

Rutas de Querétaro

  • Categoría: Ruta Estados
  • Escrito por Super User
  • Visto: 3031
Ruta de las Haciendas.


Actualmente Existen en el estado de Querétaro un total de 80 haciendas, distribuidas en 11 municipios, principalmente hacia el sur del estado. Muchas de estas haciendas de gran valor histórico y arquitectónico se han conservado y se han habilitado como hoteles de lujo o como salones para toda clase de eventos. Además del hospedaje y alimentación que ofrecen muchas de estas haciendas, se pueden realizar visitas guiadas para conocer su historia. Entre las haciendas más destacadas podemos mencionar las siguientes:

• Hacienda Galindo (Ubicada en el municipio de San Juan del Río. Cuenta con servicio de hospedaje).

• Hacienda La llave (Ubicada en el municipio de San Juan del Río. No cuenta con servicios de hospedaje, pero puede ser visitada).

• Haciendas Jurica y Juriquilla, (Ubicadas a las afueras de la ciudad de Querétaro Cuentan ambas con servicio de hospedaje).

• Haciendas Las Delicias y Tres Vidas, (Ubicadas en el Municipio de Tequisquiapan. Cuentan ambas con servicio de hospedaje).

• Hacienda La Muralla (ubicada en el municipio de Amealco; es única por ser un hotel temático, que recrea toda la época y el ambiente de la Revolución Mexicana).

Ruta del Queso y del Vino.


En el estado de Querétaro, específicamente en la región que se localiza entre los poblados de Tequisquiapan y Bernal, podemos encontrar, en medio de condiciones de clima y de terreno ideales, la segunda zona vitivinícola de mayor importancia en el país. Los famosos vinos de mesa; tintos, blancos, rosados y espumosos de la región se elaboran principalmente en cuatro viñedos: Cavas Freixenet, Viñedos La Redonda, Viñedos Los Rosales y Viñedos Azteca. En cada uno de estos viñedos se realizan recorridos para degustar y disfrutar sus diversas variedades; así como para conocer sus procesos de elaboración. También en esta misma región se localizan varias importantes queserías, entre las que destacan Quesos VAI, Rancho La Hondonada, Rancho San Josemaría, Rancho Santa Marina y Quesos Néole. En estas queserías se realizan exquisitas variedades de quesos de vaca, cabra y oveja. En su visita, además de degustaciones, hay la oportunidad de conocer también los procesos de fabricación de cada variedad de queso.

Ruta del Semidesierto.


Esta ruta comprende una vasta región del estado de Querétaro en la que se pueden ver claros ejemplos del sincretismo religioso mexicano. Esta zona bordeada por el Cerro del Frontón, la Peña de Bernal y el Cerro del Zamorano es habitada por varias etnias, como los otomíes y chichimecas, que han guardado celosamente tradiciones religiosas y culturales, mismas que también, a partir de la conquista de México, se han ido mezclando y transformando en un conjunto muy particular de ritos y costumbres tan únicas, que se han reconocido, incluso a nivel internacional; ya que esta zona por toda su riqueza cultural, ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. El poder no solamente ser testigos, sino adentrarse e integrarse a las costumbres, forma de vida, cultura, creencias y gastronomía propias de los pueblos indígenas de la región, brindan a los visitantes un completo panorama de éstas étnias, dándole la oportunidad de vivir aquí una experiencia fascinante.

Ruta de la Sierra Gorda.


En medio de una gran diversidad de atractivos naturales contrastantes que van desde ríos, cascadas, cuevas, bosques de niebla, bosques tropicales y paisajes semidesérticos se ubica la hermosa zona de la Sierra Gorda de Querétaro, considerada por su gran diversidad de ecosistemas, como la zona más heterogénea del territorio mexicano y ha sido declarada Reserva de la Biósfera. Además, en medio de esta variedad de impactantes paisajes, se pueden admirar las 5 hermosas misiones franciscanas de la región:

• Jalpan y Tancoyol (ubicadas en el Municipio de Jalpan de Serra).

• Concá (ubicada a 40 kms. de Jalpan de Serra).

• Landa y Tilaco (ubicadas en el Municipio de Landa de Matamoros) Estas invaluables joyas arquitectónicas de mediados del siglo XVIII, construidas en un estilo Barroco mestizo, son un claro ejemplo del sincretismo entre la arquitectura indígena mexicana y la española. En fechas recientes, estas misiones han sido declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

INFO. ESTADO REGRESAR