Martes, 23 Enero 2018

Prehispánica

  • Categoría: Danza
  • Escrito por Super User
  • Visto: 3009
Danza de los Concheros



Esta danza es llamada “de concheros” porque la música es ejecutada con conchas; también se utilizan huehuetls, cuernos, caracoles y sonajas.
Es una danza de oración y purificación sahumando con copal a los danzantes, y los pies descalzos son para pedir plegarias a sus Dioses; Tonatiuh Camaxtli, Huixilopoztli, Quetzalcoatl, por mencionar a algunos.
El uso del huehuetl, significa los latidos del corazón, y los penachos de plumas son antenas de energía entre el cielo y la tierra.
Se baila en el centro de la república Mexicana cada 12 de Marzo para conmemorar el año nuevo a Tonalmaxotl (Dios del sol).
Para iniciar la danza se hace una ceremonia a los 4 puntos cardinales:
Norte o Mitlampa: el lugar del reposo.
Sur o Huiztlampa: el lugar de la medicina.
Este o Tlahuiztlampa: por donde sale el sol.
Oeste o Zihuatlampa: el rumbo de la energía femenina.
Y por último, el centro, conocido en náhuatl como Ometeotl, que representa el origen.
Las evoluciones de ésta danza son a base de una coreografía tradicional, con líneas, círculos y semicírculos. Los danzantes lucen hermosos trajes en telas brillantes, altos penachos con plumas de quetzal, avestruz, pavo real o gallo, resplandores alusivos con grecas y motivos prehispánicos; llevan en la mano sonajas, en los pies llevan semillas huecas para llevar el ritmo de la danza. Estas danzas se practican en el centro del país.

Danza de los Voladores



Esta danza tuvo su origen en la zona montañosa del golfo de México y en la sierra de Puebla. Es una gran ceremonia religiosa ya que con esta se rendía culto al sol y se solicitaba también la llegada de las lluvias.
El largo poste donde se lanzan los voladores simboliza la quinta dirección de la tierra, o sea la comunicación entre dos mundos.
Para elegir el tronco sagrado se realizan una serie de ceremonias, una de las más importantes es en el momento de clavar y elevar al cielo el tronco, en el agujero donde se planta el palo se colocan diversas ofrendas, un poco de maíz, un guajolote o gallina negra (vivos) se quema copal y se rocía aguardiente en forma de cruz; después se baila alrededor del palo, posteriormente los voladores se retiran e inician un ayuno, una persona se encarga de “velar el palo”. Al día siguiente los voladores suben uno por uno a amarrar los cables que los sujetarán en el vuelo. Una vez que los voladores se encuentran situados en lo alto del palo, se sientan sobre unos bastidores, mientras uno de ellos permanece de pie sobre la pequeña tablilla llamada “manzana” y comienza a tocar sus instrumentos dirigiéndose a los cuatro puntos cardinales con respetuosas reverencias y echando el cuerpo hacía atrás, después empieza a zapatear en la manzana tocando en son del descenso; mientras los voladores esperan una señal para lanzarse.
En su descenso cada danzante da 13 vueltas alrededor del palo que multiplicadas por 4, resultan 52 vueltas, mismas que representan en la época prehispánica los 52 años del calendario Totonaco.

Danza del Venado



La Danza del venado es representativa del estado de Sonora. En esta danza, por medio de una mímica libre se representa el ciclo de la vida y muerte del venado.
El venado representa el símbolo de la etnia yaqui, le llamaban “maso” y era considerado como un animal sagrado.
Los movimientos del danzante son actitudes de alerta, venteo, susto, huida y defensa del venado ante la naturaleza, que puede ser una planta, un pájaro, una serpiente, una lagartija, coyotes, cazadores etc. Esta naturaleza es representada por unos danzantes llamados pascolas.
La muerte del venado es la lucha del hombre-cazador por subsistir, los cazadores acosan al venado con arcos y flechas, una vez que aciertan en el blanco el venado cae herido, pero intenta levantarse, se contorsiona por el dolor convulsionando su cuerpo, agita violentamente sus extremidades y muere.

Regresar