Martes, 23 Enero 2018

Cocina Moderna

  • Categoría: Gastronomía
  • Escrito por Super User
  • Visto: 2717
La comida en el México Actual

La cocina mexicana tiene una variedad que es apreciada en todo el mundo. En el periodo prehispánico el maíz jugaba un papel importante y complementado con los chiles, calabazas, carne de conejo, armadillo y guajolote se elaboraban los mas variados platillos; estos mismos también eran utilizados en ceremonias como rituales a los dioses y a los muertos. Después de la conquista sufrió variaciones por la introducción de frutas, cereales, especias, ganado vacuno y lanar. Hoy en día, los antojitos mexicanos como los tacos, quesadillas, etc.. son parte esencial de la comunidad mexicana. También, sopas, carnes y pescados, se preparan en formas tan variadas, como las regiones de las que provienen. Se cuentan, asimismo, los postres que provienen, en su mayoría, de las cocinas conventuales del virreinato; los dulces de origen artesanal de los diferentes estados, los panes de caprichosas formas y graciosos nombres y las bebidas como el tequila, mezcal, pulque, cerveza; aguas frescas de las mas diversas frutas tropicales; el atole, champurrado y el chocolate, que nos ofrecen sabores, olores y colores mágicos.

Antiguos Utensilios

Todavía podemos encontrar en uso los braseros, cuya fuente de energía es el carbón. Se usan los comales y las tortillas se siguen echando a mano, especialmente en las zonas rurales, aunque poco a poco la estufa de gas ha ido ganando terreno. Los utensilios tradicionales se van desplazando y en lugar del metate y molcajete se usan la licuadora y la batidora, los trastos de barro son desplazados por los de peltre y las cucharas de madera por las de plástico o acero, olvidando que estos antiguos materiales le daban y le siguen dando un toque peculiar a la comida mexicana.

Historia de Nuestras Bebidas

El Maíz y el cacao eran los principales ingredientes de las bebidas prehispánicas en dosis y en combinaciones variables, con los agregados de miel y aderezos diversos. Los atoles se preparan, hoy como hace muchos siglos, con maíz cocido y desleído en agua. Ésta bebida es deliciosa y el complemento ideal para un tamal del que exaltan sus virtudes pobres y ricos. Mientras que tomar chocolate fue privilegio de los poderosos en el México prehispánico, pero gusto tanto a los europeos que revolucionó las costumbres de esta sociedad. El chocolate, hoy en día, forma ya parte de la alimentación diaria, especialmente a la hora de la cena. Todavía podemos encontrar que el grano de cacao se sigue empleando como unidad monetaria en algún rincón remoto del país; así como el perfumado de la molienda del cacao en los molinos de los mercados de Oaxaca y otras ciudades. Los atoles y chocolates son innumerables y van desde el mas sencillo hasta barrocas combinaciones de ambos, con especias, frutas, semillas, leche, agua de azahar, agua de coco y semilla de melón. Otras bebidas muy típicas de México son las aguas frescas. La gran variedad de frutas, hierbas y semillas aromáticas que se pueden encontrar en el país han dado origen a una extraordinaria riqueza en recetas de bebidas, de exquisitos sabores y muy decorativas: hay que ver como engalanan los mercados de todo México los enormes frascos de vidrio llenos de esas ambrosías de mil colores y mil virtudes.

El Pozole

En el idioma náhuatl “Pozolli” significa espuma. Se le da este nombre, ya que los granos de maíz más grandes blancos, denominados cacahuazintla o reventón, al hervir abren como flor y forman una espuma; esta forma de cocinar el maíz viene desde la época prehispánica. En nuestros tiempos el pozole es un platillo difundido en casi todo el país, los más famosos son los de Jalisco, Michoacán, Tepic, Colima, Guanajuato y Guerrero, entre los que destaca, desde luego el pozole blanco que es el básico.

Regresar