Martes, 12 Diciembre 2017

Rutas de México: Turísticas

  • Categoría: Rutas CPTM
  • Escrito por Super User
  • Visto: 2120
Los Tarahumaras Milenarios.


El norte del país es conocido por su población Rarámuri o Tarahumara; la mejor forma de conocer sus tradiciones y artesanías es a través de un recorrido en el famoso tren “El Chepe” que atraviesa el estado de Chihuahua hasta la costa de Sinaloa.
El viaje en este tren inicia en Ciudad Cuauhtémoc principal productora de manzanas; al contar con comunidades menonitas se pueden adquirir quesos y cremas artesanales elaborados por ellos.
La siguiente localidad a visitar es Creel, principal población de la Sierra Tarahumara, cuenta con hermosos paisajes como el Valle de los hongos y el Cañón de Batopilas.
El viaje continúa en las espectaculares Barrancas del Cobre, en donde se aprecian gigantescas rocas rojizas, impresionantes cascadas y gran variedad de flora y fauna, aquí se podrán conocer las leyendas, vestimenta y tradiciones de los tarahumara. El siguiente punto son las pequeñas localidades de Bahuichivo y Cerocahui, donde destacan las festividades de Semana Santa, el Cañón de Urique y una misión jesuita con cascadas y valles.
Posteriormente la ruta llega a Los Mochis en Sinaloa donde se puede disfrutar de una variedad de mariscos y de recorridos en barco por la bahía.
El viaje finaliza en Mazatlán, conocido como “La Perla del Pacífico”, cuenta con hermosas playas, un Carnaval y una intensa actividad nocturna, sin duda esta ruta está llena de tradición y relajación.

La Cultura del Vino y el Acuario del Mundo.


Es una ruta que recorre las montañas y bosques del norte de Baja California hasta llegar al Océano Pacífico.
El viaje inicia en la ciudad de Tijuana, donde se recomienda jugar golf en alguno de sus impresionantes campos. De ahí se parte a los hermosos viñedos del Valle de Guadalupe para disfrutar de un buen vino; consta de 4 valles: Santo Tomas, San Vicente, Grulla y el Llano Colorado, en ellos las diferentes casas vinícolas ofrecen paseos por sus viñedos para dar a conocer la elaboración del vino, sus exquisitas cavas de quesos, restaurantes campestres y una tradicional vendimia con una amplia selección de vinos y los mejores productos de la región.
Para estar en contacto con la naturaleza marina se visita el Puerto de Ensenada ya que entre los meses de Noviembre a Marzo se pueden apreciar ballenas grises y lobos marinos cerca de la bahía, es un espectáculo único, además de disfrutar unos deliciosos mariscos.
La ruta continúa en la Isla de Todos los Santos, también se puede avistar la ballena gris y gozar del buceo o el surf. Otro punto a visitar son las paradisiacas Playas de Los Cabos, famoso destino por su arco de piedra, playas, el sol y el desierto; cuenta con variedad de hoteles y vida nocturna.
La ruta finaliza en la ciudad de La Paz, conocida como "El Acuario del Mundo" por su diversidad de flora y fauna marinas, y donde a veces las ballenas se acercan para ser acariciadas.

La Cuna de la Historia y el Romanticismo.


El Bajío mexicano resalta por sus hermosas ciudades coloniales ideales para disfrutar del amor y la historia.
Se comienza en la Ciudad de México donde se tienen que visitar sus museos y zonas arqueológicas.
El trayecto continúa en Querétaro, cuna de la Independencia; la mejor forma de conocerla es realizando un recorrido en el teleférico para admirar sus edificios coloniales, plazas y paisajes naturales. A pocos kilómetros se ubica Villa de San Sebastián Bernal, pequeño pueblo enclavado en la sierra queretana, único por su enorme peña y sus leyendas tradicionales otomíes.
Luego se viaja a Guanajuato, especial por sus túneles, iglesias y construcciones antiguas, además de conocer lugares emblemáticos de la Independencia de México, a unas horas se encuentra San Miguel de Allende bellísima ciudad colonial con calles empedradas, resalta su espectacular Catedral Neogótica y su gastronomía.
La ruta finaliza en Guadalajara, donde se puede escuchar música de Mariachi en la plaza principal, tomar un buen tequila, conocer sus distintas catedrales y descansar en alguno de sus cómodos hoteles.

La Magia de las Tradiciones y la Naturaleza.


Esta ruta tiene hermosos paisajes naturales que invitan a realizar actividades al aire libre y transitar por diversas ciudades donde se pueden conocer fiestas y tradiciones del centro de la República Mexicana.
El inicio del viaje es en el poblado purépecha de Zirahuén que está rodeado de una hermosa laguna y bosques, donde se puede pasar la noche al rentar una cabaña.
La aventura continua en Taxco destacada ciudad por su joyería de plata, calles empedradas y un teleférico desde donde se podrán apreciar sus paisajes.
La ruta continúa en Cuernavaca, conocida como la “Ciudad de la eterna primavera” por su clima cálido, es ideal para descansar y disfrutar de sus montañas, balnearios y del Carnaval con los tradicionales Chinelos.
El Pueblo Mágico de Tepoztlán se localiza a unos kilómetros, alberga el magnífico Cerro del Tepozteco, coloridos tianguis, extensos valles y lagos.
La ruta finaliza en la Ciudad de México que ofrece una variedad de museos, edificios antiguos y modernos, parques naturales, hoteles, vida nocturna y pueblos originarios.

El arte del Tequila y la Música bajo el sol.


Esta ruta recorre el Occidente de México, de Jalisco hasta las paradisíacas playas de la Riviera Nayarit.
El viaje inicia en Guadalajara donde se podrá disfrutar de la música del mariachi, charreadas, y degustar platillos típicos de la región, además de descansar en alguno de sus lujosos hoteles.
La ruta continua en Tequila, famoso por su producción tequilera, donde se pueden recorrer los campos de agave de las diferentes casas que lo elaboran, conocer el proceso de destilación y degustar diversos tipos de esta tradicional bebida.
Cada año en la ciudad se realiza La Feria del Tequila en la que es posible comprar las mejores marcas. El recorrido continúa en la Riviera Nayarit, famosa por sus hermosas playas y pequeños pueblos huicholes.
Algunos de los sitios que integran la Riviera son: San Blas, Sayulita, Bucerías y Punta Mita, en donde se pueden practicar actividades acuáticas y adquirir artesanía huichol.
Para seguir disfrutando del sol y el mar la ruta continúa en las hermosas playas de Puerto Vallarta donde hay una amplia variedad de hoteles, restaurantes y actividades acuáticas.
Si se prefiere tranquilidad, las playas vírgenes de Manzanillo son ideales, además cuenta con una variedad de platillos elaborados con mariscos frescos, un museo de arqueología, y reservas ecológicas.
Después de relajarse en la playa el viaje sigue en Colima, donde se puede adquirir artesanía típica de la región, degustar dulces tradicionales o visitar las Zonas Arqueológicas de La Campana y El Chanal. La ruta finaliza realizando un paseo por las calles del tradicional pueblo de Comalá para apreciar sus portales y edificios color blanco con sus techos de adobe, e incluso realizar una excursión al Nevado de Colima.

El Misterio y el Origen de los Mayas


La civilización maya es la sociedad antigua más conocida de México, se encuentra en toda la península de Yucatán, Chiapas y Campeche.

- El primer lugar de la ruta es el parque La Venta en Villahermosa, Tabasco donde están las cabezas colosales olmecas.
- Se continúa a Campeche, conocida por su pasado colonial y la piratería que abundó en el siglo XVII, cuenta con un fuerte e iglesias coloniales. El viaje prosigue en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas con el esplendoroso Cañón del sumidero y variada flora y fauna de la región; ideal para descansar es San Cristóbal de las Casas y también para adquirir textiles elaborados por los tzotziles y los tzeltales. Palenque es una de las principales ciudades mayas prehispánicas, famosa por la tumba del gobernante Pakal y la reina Roja, cuenta con diversos edificios y una laguna. - La ruta llega a Mérida en Yucatán, con variedad de edificios coloniales, gastronomía y la tradicional vaquería con sus bailes y jaranas. A pocas horas de distancia está la imponente zona arqueológica de Chichen Itzá, ciudad maya en la que se encuentra la pirámide de Kukulkan, algunos cenotes y edificios con escritura antigua.
- No hay que dejar de visitar el hermoso convento rodeado de arcos amarillos y pequeñas pirámides mayas en Izamal y de ahí viajar a Valladolid, rica en leyendas y gastronomía, en la que se podrá degustar los famosos papadzules.
- Finalmente está el paradisíaco Cancún, ideal para descansar, con playas de arena blanca, arrecifes de coral, cenotes y el mar de color turquesa.

Las Bellezas Huastecas.

La zona de La Huasteca está integrada por diferentes estados. El viaje inicia en el Puerto de Veracruz donde podrá disfrutar de un delicioso café en sus portales y escuchar a los músicos del son jarocho, recorrer sus monumentos históricos y sus playas.

Ubicado en la región del Totonacapan está el Tajín con la famosa pirámide de los nichos y más de 17 juegos de pelota, cada año se realiza el festival "Cumbre Tajín" que incluye eventos culturales. Para descansar del recorrido se recomienda el pueblo mágico de Papantla, ubicado en la misma zona, en el se puede apreciar la tradicional danza de los voladores y bailar al ritmo de los sones huastecos. Otro destino es Poza Rica donde se puede llegar a vistosas playas como Tecolutla y Tuxpan, cuenta con una riqueza industrial y natural.

La ruta continúa en la huasteca potosina excelente por sus bellos paisajes naturales, ríos, cascadas y el imponente Sótano de las Golondrinas que es una cueva natural; en la misma zona está Ciudad Valles con diversas grutas y cuevas. Tampico pertenece a la huasteca tamaulipeca y cuenta con playas, historia y gastronomía. La ruta, finaliza en las tierras hidalguenses de Pachucade extensos bosques, con gastronomía local como los pastes y la antigua ciudad minera de Real del Monte.

Los mil sabores del Mole.

El mole es de los platillos típicos de México, hay más de 300 tipos de mole. La ruta abarca desde Tlaxcala hasta Oaxaca, inicia en la Ciudad de México visitando San Pedro Atocpan; reconocido por su mole almendrado y las diversas variantes que han creado, no hay que perderse su feria anual del mole y degustar de las mejores recetas.

El siguiente destino es Tlaxcala en donde además del mole se podrá probar su gastronomía a base de especias locales, nopales, maíz y tomates. Cacaxtla es el lugar prehispánico más importante del estado, se debe visitar por sus hermosos murales y su arquitectura. No se puede olvidar Puebla con sus chiles en nogada y el típico mole poblano obligado en todas las cartas de los restaurantes del centro.
El viaje continua en Oaxaca, famosa por el mezcal y una extensa variedad de moles. En el mercado local se puede consumir del típico mole negro acompañado de tlayudas con tasajo, chocolate, tamales y dulces tradicionales. Para conocer el pasado del estado es importante recorrer Monte Albán y Mitla, cuna de las sociedades zapoteca y mixteca, en las que se puede adquirir artesanía de barro negro y rebozos tejidos a mano. Para descansar nada mejor que las 9 bahías de Huatulco de hermosos paisajes y diversidad de mariscos. La ruta finaliza en Mazuntede playas tranquilas y aguas cristalinas ideal para relajarse.

Don Vasco.

La ruta es importante porque recorre los principales lugares que visitó el misionero Don Vasco de Quiroga quien es recordado por sus labores comunitarias en el siglo XVI. La ruta se extiende desde Pátzcuaro hasta la meseta Purépecha y la Cañada de los once pueblos.

- Inicia en Morelia donde se encuentra la Universidad Michoacana derivada de la primera Escuela de Artes que fundó el "tata Vasco"; la ciudad cuenta con hermosa arquitectura colonial y variada gastronomía. En Pátzcuaro, Vasco de Quiroga ayudó a los purépechas edificando hospitales, en la pequeña catedral reposan los restos del misionero y también se puede disfrutar la hermosa vista de su lago.

- En Uruapan el "tata" fundó el sanatorio para indios "Cielos Historiados", la rodean bellos paisajes naturales y tiene un parque con diversas plantas exóticas. En Santa Fe de la Laguna, Don Vasco construyó el primer hospital del estado (hoy es un pequeño museo, que resguarda algunas de sus pertenencias personales). En Santa Clara del Cobre las artesanías son muy bellas, poblado muy recomendable para el viajero, sus habitantes se especializan en el manejo del cobre y se pueden visitar diferentes talleres familiares.
- El siguiente punto es Cuitzeo, hermoso por su lago y su museo de la estampa; en el ex-convento se observan pinturas y murales del siglo XVI. Para conocer el pasado de Michoacán se recomienda la zona arqueológica de Tzintzuntzan, que a parte de sus pirámides prehispánicas cuenta con olivos plantados por el misionero; en la localidad trabajan la palma con la que elaboran figuras de animales, sombreros y tapetes. - El viaje finaliza en Paracho, con sus pinturas, realizadas por los antiguos purépechas en los diversos templos de la colonia y sus alrededores, con pequeños pueblos mágicos llenos de cultura y fiestas tradicionales.

El encuentro fascinante entre la Historia y la Modernidad.

Esta ruta es única para conocer las modernas ciudades del norte de México, desde Nuevo León hasta Sonora. El viaje inicia en Durango cuya importancia radica en la producción de madera y es una moderna urbe con diversas catedrales coloniales e historia.
En el mismo estado se encuentra Ciudad Lerdo que resalta por su actividad agrícola e industrial, con bellas construcciones del siglo XIX, y la famosa zona del silencio en el desierto.
Torreón, Coahuila es una de las ciudades económicamente más desarrolladas, se localiza cerca del desierto, con edificios y puentes del siglo XIX, y tuvo un papel importante en la revolución mexicana. En este estado su capital, Saltillo localidad industrial que tiene gran variedad de platillos típicos de la región, múltiples edificios neoclásicos, barrocos y góticos. A corta distancia está Parras, donde se puede adquirir un buen vino artesanal y recorrer las haciendas del siglo XVI.

En Hermosillo, Sonora se podrá disfrutar del desierto y las playas, en especial las bahías de Guaymas, idóneas para relajarse, están a unas horas de la ciudad.

La ruta continúa en Monterreyexcelente por sus museos de arte moderno, hoteles, y pequeños pueblos mágicos.

Una experiencia Virreinal

La ruta abarca las ciudades coloniales más representativas del país, en donde el viajero podrá conocer la arquitectura colonial y la historia de México.
Inicia en el estado de Zacatecas, famoso por sus edificios de cantera rosa y sus ex-conventos y catedrales de los siglos XVI y XVII; el antiguo Camino Real pasaba por ella y era la principal ruta de transporte de la plata en la Nueva España.

La siguiente ciudad es Aguascalientes que cuenta con diversos monumentos y parroquias de diversos estilos, y cada año se efectúa la tradicional Feria de San Marcos con sus típicos espectáculos de charrería característicos de la región.

Continúa en San Luis Potosí con sus pequeñas plazas coloniales y enormes jardines, teatros antiguos y catedrales. No podía faltar Guanajuato, en la que se localiza la Alhóndiga de Granaditas, emblemática de la Independencia de México; también se podrá disfrutar de sus túneles, viejas casonas, callejones empedrados y el famoso Festival Internacional Cervantino. A pocas horas de la ciudad está San Miguel de Allende que se distingue por su magnífica catedral neogótica, pequeñas plazas y viejas iglesias.

El recorrido continúa en Querétaro con sus templos que resguardan hermosas piezas de arte sacro y sus barrios tradicionales. San Juan de los Lagos se debe visitar por su catedral dedicada a Nuestra Señora de Los Lagos, cuya construcción se remonta al siglo XVI. La ruta finaliza en la Ciudad de México, con su diversidad de museos, edificios antiguos, diversas fiestas y tradiciones.

Regresar